Adiós al chupete… ¿de repente o poco a poco?

Muchos padres dicen un día que el chupete se ha perdido y lo tiran sin contemplaciones cuando creen que su hijo ya no tiene edad para usarlo. ¿Es mejor así o resulta preferible abandonar el chupete poco a poco?

 

A nosotros nos parece más respetuoso permitir que el pequeño abandone su chupete poco a poco, conforme vaya creciendo y su dependencia disminuya, en el momento en que él decida que ya no lo necesita.

Retirarlo de manera gradual resulta más acertado para transmitir a nuestro hijo que es él quien debe avanzar en su propio camino hacia la autonomía, y que los padres estamos ahí para apoyarle, aconsejarle, cuidarle, educarle… pero no para imponer nuestro criterio.

No siempre ocurre así

Sin embargo, hay padres que cuentan cómo un día han tirado el chupete de su hijo a la basura o por la ventana y otros que admiten que mintieron al niño diciendo que su chupete se había perdido, que se lo habían quitado, que se lo había llevado no sé quién… y no pasó nada. Lo que suele ocurrir en estos casos en que el pequeño se resigna sin más, es que probablemente ya estaba preparado para abandonar el hábito de chupar y necesitaba un pequeño empujoncito.

Cuando el adiós al chupete se produce sin dramas, suele ser debido a que ya no es necesaria la succión calmante y que el niño acepta motu proprio o porque acata la decisión de sus mayores el final de una etapa.

De lo contrario, el disgusto que daríamos al pequeño tirando su chupete antes de tiempo puede ser mayúsculo, sin contar con que pasará un tiempo inquieto, irritable, inseguro…, con problemas  por la privación de su amado chupete.

A veces es así

Si nuestro hijo empieza a ser mayor y vemos que ya debería poner fin a la costumbre de usar chupete, debemos actuar progresivamente durante unas semanas para que cada vez lo utilice menos, elogiando sus progresos e ignorando sus retrocesos, sin enfadarnos ni ridiculizarle.

Al cabo de un tiempo, podemos aprovechar cuando pase una noche en casa de los abuelos, o vayamos de viaje o de vacaciones para decirle que igual que va a pasar la noche fuera como un chico mayor, también deberá dejar su chupete en casa.

En caso de que decidamos cortar por lo sano, estaría bien hacer partícipe al niño de la ceremonia del adiós y pedirle que sea él quien tire su chupete para siempre porque ya es grande.

¿Y tú qué opinas? ¿Qué método has utilizado o utilizarías para que tu hijo diga adiós definitivamente al chupete?

Share and Enjoy:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Yahoo! Buzz
  • Twitter
  • Google Bookmarks

Un pensamiento en “Adiós al chupete… ¿de repente o poco a poco?

  1. Pingback: ¿El chupete dificulta el habla? | chupetes.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>