¿Problemas en la piel por el uso del chupete?

Algunos niños presentan una erupción alrededor de la boca que puede ser causada por el uso del chupete.

No es raro que los bebés tengan irritaciones, granitos, escoceduras… alrededor de la boca. El babeo excesivo durante la dentición, los restos de zumo o de alimentos, junto con el roce del escudo o base del chupete en la delicada piel del bebé pueden causar algún tipo de problema que, generalmente, no reviste mayor importancia.

Otras veces estas irritaciones se deben a un trastorno o enfermedad incipiente; en ese caso, habrá que consultar con su pediatra.

Unos días de observación

Cuando observamos que, pese a la irritación, el pequeño no tiene fiebre ni ampollas en el interior de su boca y no parece molesto, que come y juega normalmente, podemos limitarnos a esperar que la piel mejore por sí sola en pocos días.

En estos casos, conviene tomar medidas preventivas para evitar que la erupción vaya a peor:

 Mantener la zona limpia y no aplicar ningún producto, salvo que el pediatra lo haya indicado.

 Secar el babeo con una gasa suave, mediante ligeros toquecitos, sin frotar.

 Limitar el tiempo de uso del chupete; ofrecérselo al bebé solo cuando vaya a dormir.

 Hervir el chupete a menudo durante al menos cinco minutos para evitar la proliferación de gérmenes. Mantener una buena higiene del chupete siempre es esencial.

Cuidado con los hongos

Si observamos que el bebé tiene candidiasis bucal, algo muy frecuente en los niños pequeños, habrá que acudir al médico, ya que, probablemente, recetará algún medicamento para curar el problema. En este caso, también dará indicaciones para la correcto lavado de las manos de la persona que cuide al bebé, sobre la higiene del pecho materno y los sujetadores si el niño mama, la esterilización de chupetes y tetinas, etc. Además, será importante evitar que los niños compartan chupetes y juguetes que chupen en el parque o en la escuela infantil.

Por supuesto, para evitar erupciones provocadas por el chupete, hay que ofrecer al bebé solo chupetes homologados, de una marca fiable y con los debidos orificios de aireación en el escudo.