El babi, para jugar sin temor a mancharse

El babi es la prenda infantil por antonomasia, sea cual sea su color y diseño, siempre resulta útil.

Igual que los mayores nos ponemos un delantal o un mono cuando vamos a realizar tareas que pueden manchar o deteriorar nuestra ropa, a los pequeños, expertos en ensuciarse, debemos colocarles un babi para proteger su vestuario.

A los padres nos gustan los babis porque nos ahorran lavar prendas más delicadas y porque nos ofrecen la ilusión de ver a los niños limpios durante unos minutos más de lo acostumbrado. El babi, además, preserva de daños la ropa más valiosa. Pero lo más importante del babi es que permite a los niños jugar y experimentar sin cortapisas, y eso es vital para su desarrollo.

Los niños necesitan mancharse

No podemos prohibir a los niños que se ensucien porque sería muy perjudicial. Ellos están descubriendo el mundo y tienen que ensayar sus movimientos, practicar su motricidad, manipular elementos, conocer materiales y texturas… Cuando los pequeños juegan con barro, agua, plastilina, comida, plantas… están aprendiendo. Y esta es la única manera y la mejor: se trata de experimentar.

Decir constantemente «No te ensucies», «Cuidado que te manchas»… es coartar la naturaleza infantil y limitar su desarrollo.

Si nos preocupa que se ensucien o que deterioren una ropa cara, pongámosles por encima algo tan sencillo como un babi y dejemos que disfruten y aprendan.

El babi de toda la vida

Habitualmente, el babi es una prenda holgada, de manga larga y con bolsillos, en los que poder guardar las pinturas, el pañuelo o el chupete… En algunos colegios, el babi es un complemento imprescindible, utilicen uniforme o no, para realizar determinadas tareas y manualidades durante la jornada escolar. También en casa, los niños deberían tener un babi para ayudarnos en la cocina, jugar con pinturas, etc.

En nuestra web tenemos unos babis que nos gustan porque son cómodos para el niño. Su diseño es práctico, con unos buenos bolsillos, y las mangas se ajustan mediante un elástico para mayor facilidad. Además se pueden personalizar con los adornos que queramos y el nombre del niño o de la niña, para que no haya confusiones. Existen diversos modelos y colores de babis.