¿Cuáles son los nombres de moda para bebés?

El Instituto Nacional de Estadística publica cada año los nombres de los recién nacidos en España. ¿Sabes cuáles son los nombres de moda para bebés?

Chupetes personalizados

La elección del nombre para el futuro bebé suele ser uno de los temas más discutidos y opinados en familia durante la gestación. Papá puede querer una cosa y mamá otra; a veces, cuando los dos están de acuerdo, son los abuelos quienes piensan que sería mejor otro nombre; y hasta puede ser que nuestra hermana se empeñe en que no le demos el disgusto de llamar «así» a su primera sobrina… Todo el mundo tiene sus preferencias y nadie deja de dar su opinión.

La elección del nombre no es algo menor, hay que atender a diversos criterios y tener en cuenta muchos factores que podéis leer en anteriores posts de nuestro blog de chupetes personalizados.

Top 10 de los nombres para niños

En 2013, según datos del Instituto Nacional de Estadística, estos son los 10 nombres más elegidos por los padres para sus hijos varones:

  1. Hugo
  2. Daniel
  3. Pablo
  4. Alejandro
  5. Álvaro
  6. Adrián
  7. David
  8. Mario
  9. Diego
  10. Javier

Top 10 de los nombres para niñas

Los 10 nombres de niñas que han tenido más éxito en 2013, según consta en el INE, han sido:

  1. Lucía
  2. María
  3. Paula
  4. Daniela
  5. Martina
  6. Carla
  7. Sara
  8. Sofía
  9. Valeria
  10. Julia

Nuestro ranking

En Chupetes.com hemos establecido nuestro propio ranking de nombres en 2013 y los ganadores han sido: Pablo, Alejandro y Daniel los nombres más elegidos para personalizar los chupetes de niño. Y María, Lucía y Carmen los que más han abundado, por este orden, al solicitar chupetes personalizados para niñas.

Los nombres de moda son Daniel y Lucía

¿Qué nombres ponemos a nuestros niños y niñas?

El Instituto Nacional de Estadística publica los nombres que más se ponen a niños y niñas en nuestro país. Los datos se facilitan en su página web, y vienen detallados incluso por comunidades.

De este modo, es fácil saber que Daniel, Alejandro, Pablo, Hugo y Álvaro son los nombres que más hemos puesto a nuestros niños y que Lucía, Paula, María, Daniela y Sara son los cinco que encabezan la lista de los elegidos para las niñas.

Nosotros ya hemos empezado a elaborar nuestro propio ranking con los nombres que ponéis en los chupetes personalizados. ¡Próximamente os lo contaremos!

Una elección meditada

Decidir el nombre de nuestro bebé no es sencillo. Hay mujeres que, incluso antes de estar embarazadas piensan: “Si algún día tengo una hija, se llamará…”. Pero luego, llegado el caso, viene el padre de la criatura y opina: “Pues a mí siempre me habría gustado que se llamara como mi madre”.

Otras veces se echa encima la fecha del nacimiento y los inminentes padres aún no tienen  decidido cómo van a llamar a su bebé. Y están también los que se pelean y dicen cosas como “Mi hijo tiene que llevar mi nombre” y “Si yo paso por un embarazo y un parto, yo decido”…

Consensos aparte, cada uno es libre de hacer lo que le venga en gana, pero el sentido común dicta algunas recomendaciones a la hora de buscar un nombre, porque la elección no es algo banal, debe ser bien meditada, ya que marcará a nuestro hijo toda su vida.

Hay que tener en cuenta el apellido

Por ejemplo, si el niño se apellida García, busquemos un nombre más original de lo habitual.

Si el apellido es muy largo, busquemos un nombre corto; y viceversa.

Si el nombre termina por una sílaba que pueda unirse al apellido y asociarse formando otra idea, tal vez debamos modificar la elección: Blanca Alva, Alberto Lay…

Si el nombre elegido termina por la misma sílaba que empieza el apellido, quizá no suene bien: Ana Nava.

Si el apellido tiene algo que se preste a chiste con el nombre, como Paloma Gayo, mejor cambiar de idea.

El nombre más bonito

Estaría bien que el nombre elegido no resulte demasiado extravagante o difícil de recordar o pronunciar; pensemos en esos abuelos que no saben decir bien el nombre de sus propios nietos.

No nos fijemos solo en nuestros intereses, hay que pensar en los niños. Tal vez nos gustaría que nuestra hija se llamara María República, pero puede que ella no opine lo mismo el día de mañana.

Y otra cosa: ¿estamos seguros de que queremos que nuestros hijos se llamen como nosotros? Eso suele ser un engorro, lleno de confusiones diarias; tal vez sea preferible que cada uno posea su propia identidad.

Y tú, ¿qué nombres has elegido para tus hijos y por qué? Comparte tu historia con nosotros.